Joe O'Hara

Es genial que Raniere haya sido condenado, pero, ¿qué tan justo es nuestro Sistema de Justicia?

Por Joe O’Hara

Han pasado más de tres semanas desde que Keith Alan Raniere alias ‘La Vanguardia’ fuera condenado por todos los cargos en su contra, y ni una sola vez durante este tiempo he dudado de la pertinencia de este resultado.

Raniere merece ser encarcelado por todas las cosas malas que hizo y, lo que es más importante, por todas las cosas malas que habría hecho si se le hubiera permitido seguir siendo parte de la sociedad.

Algunos lo ven como nada más que un estafador, una versión de pueblerina de Bernie Madoff.

 

Bernie Madoff

Pero él es mucho peor que eso.

Madoff robó el dinero de la gente.

Raniere robó la autoestima de la gente.

Se ha ganado todos los horrores que le esperan en una prisión federal.

Merece morir sin volver a experimentar la libertad, y probablemente lo hará.

Y, sin embargo, todavía me preocupa la injusticia inherente de un sistema que ha logrado lo que considero un resultado muy justo.

Si fuera alguien más que Raniere, me preocuparía aún más.

***

La teoría contra la realidad de nuestro Sistema de Justicia Penal

Los fundamentos teóricos de nuestro sistema de justicia penal son los más nobles en la historia de la raza humana.

Una presunción de inocencia …

El derecho de confrontar a los acusadores …

El derecho a un abogado si no puede pagar uno …

El derecho contra la autoincriminación …

El derecho a un juicio por un jurado de sus conciudadanos …

Exigir pruebas más allá de una duda razonable …

Todos los estándares y requisitos muy nobles. ¿Pero es así como realmente funciona nuestro sistema de justicia penal?

La apertura de una investigación

Para la mayoría de las personas acusadas de delitos federales, el proceso generalmente comienza con una investigación que es iniciada por alguien que registra una queja ante una agencia o un oficial de la ley.

Sin embargo, en el caso de Raniere, la investigación fue iniciada por una historia de primera plana en el diario The New York Times que llamó la atención de la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos en el Distrito Este de Nueva York (EDNY).¿Es así como debería funcionar nuestro sistema de justicia: es decir, deberían las historias de los periódicos ser la base para abrir investigaciones criminales?

Por supuesto que no…

Pero los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley en todo el Distrito Norte de Nueva York (NDNY) se negaron a responder a numerosas quejas sobre Raniere y NXIVM / ESP, ya sea porque fueron sobornados, comprometidos o inherentemente perezosos.

¿Es así como debería funcionar nuestro sistema de justicia penal?

No, pero como era Keith, yo estaba bien con eso.

El proceso del Gran jurado

Una vez que se inició la investigación de EDNY, rápidamente se reunieron pruebas suficientes para acusar a Raniere de varios delitos.

Gran parte de esta evidencia se reunió a través de un procedimiento del gran jurado del que nunca se informó a Raniere, y en el que los miembros del gran jurado solo escucharon el testimonio de los testigos que los fiscales de EDNY eligieron presentar.

¿Se emitieron órdenes de registro con base en el testimonio de agentes del FBI que no fueron impugnados?

Se entregaron citaciones a las personas a las que se les dio una opción binaria: testifique con sinceridad bajo juramento o sea procesado usted mismo.

Se otorgaron acuerdos de inmunidad a otras personas que estaban involucradas en la empresa criminal de NXIVM para que revelaran información sobre Raniere y NXIVM.

¿Es así como debería funcionar nuestro sistema de justicia penal?

No, pero como era Keith, yo estaba bien con eso.

***

No hay juicio de extradición

 A pesar de que Raniere nunca fue informado oficialmente de que era el objetivo de una investigación federal, se enteró porque varios de sus fieles seguidores fueron citados para comparecer como testigos ante el gran jurado de la EDNY.

Y así, Raniere huyó a México, donde, debido a la influencia política de sus seguidores allí, obviamente pensó que era inmune a la extradición (obviamente, esta no fue la mejor decisión del hombre más inteligente del mundo).

Lo que no consideró es que los fiscales de EDNY no se molestarían en intentar extraditarlo.

En su lugar, convencieron a las autoridades mexicanas de que la policía nacional mexicana lo recogiera en la villa de lujo donde residía, sin ceremonias (y sin ningún procedimiento judicial) y que lo arrojaran en un cruce de la frontera, y así obligarlo a regresar a los Estados Unidos. .

 

Puerto Vallarta

 

Y, casualmente, había agentes de los Estados Unidos en el lado estadounidense de la frontera que lo reconocieron, lo detuvieron y finalmente lo transportaron de regreso a Brooklyn, Nueva York.

¿Es así como debería funcionar nuestro sistema de justicia penal?

No, pero como era Keith, yo estaba bien con eso.

 

Audiencias de fianza

Ahora, la verdadera diversión comenzaba…

Raniere fue originalmente acusado de tres delitos: tráfico sexual (‘sin nombre 1’ y ‘sin nombre 2’); Conspiración de tráfico sexual; y conspiración para cometer trabajos forzados (‘sin nombre 1’). Una vez que fue procesado, Raniere inmediatamente buscó la fianza. Y, aunque existe una fuerte presunción de que los acusados no deben ser encarcelados mientras esperan el juicio, a Raniere se le negó la libertad bajo fianza.

Incluso cuando enmendó su solicitud de libertad bajo fianza para ofrecerle más garantías de que iba a presentarse a su juicio, se le negó la libertad bajo fianza.

Independientemente de la seguridad que ofrecía, se le consideraba un “riesgo de fuga” y un “peligro para la sociedad”.Y así pasó 14 meses encarcelado en una de las peores cárceles de los EE. UU.

Mientras intentaba prepararse para el juicio que determinaría cómo pasaría el resto de su vida.

¿Es así como debería funcionar nuestro sistema de justicia penal?

No, pero como era Keith, yo estaba bien con eso.

 

Discreción de la fiscalía

Una vez que tuvieron a Raniere bajo custodia, el EDNY realmente se puso a trabajar en él.

Primero, enmendaron la acusación original agregando varios cargos más.

 

Tanya Hajjar (c) and Moira Kim Penza (d) – foto de Tom Gargiulo

De repente, en lugar de tres cargos, Keith enfrentaba once cargos. Y en lugar de diez  demandas predicadas para respaldar la acusación de crimen organizado, ahora había catorce demandas de este tipo.

Varios de los cargos involucraron actividades que claramente no tuvieron lugar en el EDNY, y que no deberían haber sido imputados allí (finalmente, cuatro de estos cargos fueron rechazados por motivos jurisdiccionales, y se remitieron al NDNY).

Pero los abogados de Raniere tuvieron que perder tiempo y recursos luchando batallas que nunca hubieran sido necesarias; si la fiscalía no hubiera incluido cargos inapropiados en las acusaciones modificadas.

¿Es así como debería funcionar nuestro sistema de justicia penal?

No, pero como era Keith, yo estaba bien con eso.

 

Acusados adicionales pactan acuerdos y aceptan testificar

En el camino, los fiscales de EDNY agregaron varios acusados más: Nancy Salzman, Lauren Salzman, Clare Bronfman, Allison Mack y Kathy Russell.

 

-Nancy Salzman(i) y Lauren Salzman [d].

-Dibujo de Clare Bronfman por Marie White.

-Allison Mack.

 

-Kathy Russel.

————————————————————

Fallos previos al juicio

En el período previo al juicio, hubo numerosos asuntos que debían ser resueltos por el magistrado, el Juez del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos, Nicholas G. Garaufis.

————————

Juez Nicholas G. Garaufis.

———————-

¿Qué evidencia sería admisible?

¿Se les otorgaría a los testigos mexicanos de Raniere un “pase seguro” para venir a Brooklyn a testificar en su nombre? O, en alternativamente, se les permitiría testificar a través de un circuito cerrado de televisión. ¿Se exigiría a las supuestas “víctimas” de Raniere que revelen sus identidades, o se les permitiría declarar solo con su nombre de pila o un seudónimo?

En todos los casos, el juez Agnifilo falló a favor de la fiscalía y contra Raniere.

¿Es así como debería funcionar nuestro sistema de justicia penal?

No, pero como era Keith, yo estaba bien con eso.

 

Fallos en el juicio

Durante el juicio, hubo varias ocasiones en que la defensa objetó la forma en que la fiscalía presentaba su caso ante el jurado.

Los abogados de Raniere presentaron dos “mociones para un juicio nulo”, y ambas fueron denegadas sumariamente.

Marc Agnifilo fue interrumpido durante su interrogatorio a Lauren Salzman, la mujer que muchos observadores de la corte han identificado como la “testigo clave” en el juicio (incluso Raniere les dijo a sus compañeros de prisión que el testimonio de Lauren fue la razón principal por la que fue encontrado culpable).

Marc Agnifilo

—————————————

¿Es así como debería funcionar nuestro sistema de justicia penal?

No, pero como era Keith, yo estaba bien con eso.

 

Finalmente, está la cuestión de las normas y procedimientos estándar del juicio.

La forma en que funciona es que el juicio comienza con la fiscalía dando su “Declaración de apertura” para decirle al jurado de qué se trata el caso.

Luego, la defensa le cuenta al jurado el lado de la historia del acusado.

A continuación, el juicio continúa con la fiscalía llamando a los testigos a declarar, y luego la defensa los examina de nuevo.

Entonces, la fiscalía descansa, y la defensa presenta su caso.

Excepto que en este caso, la defensa optó por no poner ninguna defensa.

En parte, esto se debió al hecho de que sus testigos no estaban dispuestos a arriesgarse a ser acusados formalmente al venir a testificar a Brooklyn, una decisión que resultó ser acertada ya que varios de los partidarios de Raniere que simplemente se presentaron en el juicio recibieron citaciones del gran jurado .Y Raniere no tomó el estrado, lo cual, a pesar de que se le dijo que no lo hiciera, la mayoría de los miembros del jurado lo consideran un signo de culpabilidad.

Dado que la defensa optó por no presentar un caso, la fiscalía procedió a presentar su Argumento de Cierre, y la defensa hizo lo mismo.

 

Moira Penza da el argumento final de la fiscalía.

_____________________________________________________

 

Pero entonces, la fiscalía pudo hacer una refutación, un privilegio que no se otorgó a la defensa.

Y así, la fiscalía tuvo la primera palabra en el caso a través de su declaración de apertura, y la última palabra en el caso a través de su Refutación.

¿Es así como debería funcionar nuestro sistema de justicia penal?

No, pero como era Keith, yo estaba bien con eso.

*****

Confíen en mí … No me molesta en absoluto la condena de Keith Raniere, y espero que su sentencia garantice que muera en prisión (espero vivir lo suficiente como para orinar en su tumba).

Pintura de MK10ART de Joe O’Hara orinando en la tumba de Keith Alan Raniere.

Aún así hay muchos aspectos de nuestro sistema de justicia penal que me molestan.

_____________________________________________

Image result for niemoller quote

Quote by Martin Niemoller

“Primero vinieron a buscar a los comunistas, y yo no hablé porque no era comunista. Después vinieron por los socialistas y los sindicalistas, y yo no hablé porque no era lo uno ni lo otro. Después vinieron por los judíos, y yo no hablé porque no era judío. Después vinieron por mí, y para ese momento ya no quedaba nadie que pudiera hablar por mí”

 

 

About the author

J.J. O'Hara

Add Comment

Click here to post a comment

Leave a Reply

About Frank Parlato

About Frank Parlato

Frank Parlato is an investigative journalist.

His work has been cited in major publications all over the world, including The New York Times, The Daily Mail, VICE News, CNN, Fox News, Rolling Stone, People Magazine, and more.

Frank Report is dedicated to Frank's investigative journalism and the pursuit of truth.

Read more about Frank Report's mission.

Got A Tip?

If you have a tip for Frank Report, send it here.
Email: frankparlato@gmail.com
Phone / Text: (716) 990-5740

Archives

     
     
%d bloggers like this: